Ahorrar millones analizando la tipografía

Lo asumo, nunca me había puesto a pensar en este tema desde una perspectiva económica, para nada. Para mi las tipografías siempre han sido un aspecto estrictamente visual y funcional según para lo que se destine el diseño. Nunca he ido más allá y soy feliz ahora de haber encontrado este estudio así que me siento con la responsabilidad de también contárselo a todos.

Siempre que selecciono una tipografía miro la forma y esta a su vez la analizo desde un punto de vista 100% funcional y formal de acuerdo a la estética que sigo: que si es para titulares, capitulares, que si tiene que contrastar con el resto del texto, que si invierto el sentido de alguna letra o su tamaño para distorsionar el mensaje, que si la pongo en pequeño para que no sea muy relevante ese texto, que si el tamaño es propicio según la distancia a la cual se leerá el diseño, si es para editorial, etc. En fin, hay tantas cosas a tener en cuenta, y esto formalmente, nunca he pensado en costos de presupuesto y producción en este tan importante detalle: colores, texturas, tamaños y formas, nada más que eso.

Tipografía

Pues nada más y nada menos que, en un estudio docente, un adolescente de 14 años: Suvir Mirchandani buscaba soluciones sostenibles, ¡y llegó a esta!. El estudio se basó en las editoriales. Evidentemente las tipografías, en densidad y relación con el diseño, es en la especialidad de editorial donde más se emplean. De modo que, partiendo de las que más se emplean y que están denominadas como básicas para este uso: Times New Roman, Garamond, Century Gothic, Comic Sans, comenzó a ver la forma de minimizar  el gasto de tinta y papel.

Tipografía

Partió de los caracteres más empleados: a, e, o, t,  y utilizando el programa APFill Ink Coverage Calculator, una calculadora para medir el gasto de tinta en impresoras, el adolescente concluyó que si en su escuela comenzaran a emplear Garamond (la tipografía con el trazo más delgado) reduciría en un 24% el consumo de tinta, lo que significan unos USD$21.000 al año. El estudio es de suponer que devino en tremendo éxito y fue publicado en Journal of Emerging Investigator, revista científica de estudiantes de Harvard.

De ahí partió a extrapolar su análisis a los gastos del gobierno estadounidense el cual gasta anualmente USD$1.800 millones anuales en la impresión de documentos, y estiman que solo en tinta de impresora el costo anual es de USD$467 millones, por lo que Mirchandani concluyó que si se ponen a utilizar exclusivamente la fuente Garamond en sus documentos podría reducir en un 30% los gastos en tinta, unos USD$136 millones al año. Además, si se suman los gobiernos estatales, se podría alcanzar un ahorro de otros USD$234 millones al año.

¿Qué les parece? Presumo de volver a pensar que -no todo está hecho- ni tan siquiera pensado, a veces en lo más insignificante hay grandes cambios. Ese es nuestro concepto en Dkambio. Seguramente en estos días pensaremos las cosas de manera diferente.

Fuente: CNN

Curso GRATIS por eMail+eBook:

Curso GRATIS por eMail+eBook:

· 5 lecciones por eMail con consejos e información completa para que le hagas una auditoría desde 0 a tu marca.

· eBook completo en formato PDF al final del Curso para descargar GRATIS.

Muy bien, en breve recibirás nuestro email en tu bandeja de entrada. Solo confirmándolo recibirás este Curso. ¡Te esperamos dentro!

Artículos recomendados para ti
Showing 2 comments
  • Natalia
    Reply

    Es evidente que hay tipografias son más costosas que otras sobre todo porque unas son más densas que otras

    • Reply

      Totalmente de acuerdo, pero lo que más nos gusta de este proyecto es que se concibió la selección de la tipografía por un tema también económico y no solo formal y funcional (sin dejar de serlo porque la Garamond es una de las tipografías de diseño editorial por excelencia) ¿Lo ves así?
      Lo otro sería dejar caber la duda de si un periódico de tanta reputación debe, por este ahorro, cambiar su imagen. En ese caso ¿qué crees?

Deja un comentario