Cómo ser más productivo, hábitos saludables para lograrlo

¿Qué es ser productivo? ¿Cómo se mide la productividad y qué factores se tienen en cuenta?

Hoy quiero darte algunos consejos muy simples que no solo te servirán para aumentar tu productividad a nivel laboral o personal, sino también te serán de ayuda para generarte un equilibrio saludable cuando estás trabajando.

Centrémonos en el trabajo, en tu empresa y en ti como motor principal.

Mientras más productivo seas, mientras más cosas u objetivos logres acabar en plazos concretos de tiempo (definidos en tu estrategia de negocio), más evolucionará tu proyecto. Así es como funciona esto.

De modo que esto es lo primero. Estableces tus acciones diarias a partir de una estrategia clara de marketing con objetivos definidos.

Para mi es fundamental fijar metas a lo largo del año, trimestre, semestre, etc. La única forma de lograr cosas es sabiendo a dónde quieres llegar. Luego estaría la fase de cómo quieres alcanzar dicha “cosa” o qué harás para lograrlo y de esta se desprenden acciones concretas que tendrás que ir acabando para ello.

Los pasos quedarían así:

Estrategia de marketing – Definición de objetivos – Definición de acciones para cada objetivo – Calendario editorial (puedes descargar el que yo utilizo en este enlace)

En otro artículo te comentaré más a fondo cómo desarrollar cada uno de estos pasos de la mejor manera, o cómo lo hago yo.

CÓMO SABES QUE ESTÁS SIENDO PRODUCTIVO

Para mí hay aspectos clave que me indican claramente que estoy siendo productiva:

  • Trabajar con un nivel de concentración alto. Si sientes que todo tu enfoque está destinado, en cada momento, a la acción específica que estás haciendo será evidente que lograrás mejores resultados.
  • Terminar cada tarea en el plazo de tiempo establecido. No te mientas, si sabes que hoy vas a escribir un artículo para el blog, debes conocer el tiempo mínimo y máximo que según la temática puede llevarte. Si lo logras sin interrupciones sabrás que has sido productivo, a menos que ocurran inconvenientes que puedan retrasarte lo cual también debes valorar.
  • Al final del día laboral sentir tranquilidad y cero estrés. Nada más provechoso que terminar cada día con el trabajo hecho. Cuando sientes tranquilidad por lo que has logrado y 0 estrés (y con esto me refiero a que has podido hacer todas las acciones sin interrupciones, con total concentración sobre la misma) es señal de que tu día ha sido 100% productivo, como tú.
Aumenta-las-ventas

¿Quieres recibir más artículos como este?

Suscríbete y recibe AHORA nuestro Curso GRATIS + EBOOK por email que te ayudará a aumentar las ventas y conseguir más y mejores clientes.

Te has suscrito correctamente

TRUCOS PARA SER MÁS PRODUCTIVO

Quédate solo con lo que importa.

Libérate de todo accesorio externo o extra que pueda afectar tu concentración y desviar tus pensamientos hacia el mismo. Para mí esto es fundamental.

¿Un truco? Desahoga tu espacio de trabajo, ten a mano estantes o cajoneras donde guardar tus cosas de modo que a tu lado solo tengas lo imprescindible para aquello que en ese momento te encuentras haciendo, nada más.

No solo se aplica a elementos físicos que puedan interrumpirte. Una manera de ser más productivo en tu negocio es deshacerte de los trabajos o actividades que no te reporten nada y que lo que hagan sea atrasar tu rentabilidad. Céntrate en tu cliente y en lo que verdaderamente es crucial para tu empresa.

productividad

Delega responsabilidades.

No sabes hacerlo todo, asúmelo. Si eres diseñador, no tienes por qué encargarte de la administración de tu empresa, si eres comercial no tienes por qué estar dando ideas creativas al equipo encargado de ello, etc.

Con esto lo que quiero decirte es que cada cual tiene que hacer solamente para lo que esté destinado y nada más. Esto es muy importante para centrarse y sacarle más partido a cada actividad.

¿Sabes qué hacía Steve Jobs? Se aseguraba de que cada persona estuviera haciendo solo aquello que le había sido cometido. Durante las reuniones de Apple le asignaba proyectos personales a cada cual y les hacía responsables de los mismos.

Más simple aún, deja a un lado tu “ser” multitarea.

 

Tómate un descanso entre tareas.

Aunque sea ir a por un vaso de agua. Lo importante es lograr desconectar de una actividad para entrar de lleno en otra sin estar aún pensando en temas de la anterior.

Los psicólogos afirman que tardamos unos 20 minutos pero hay quien lo logra en poco menos cuando ya lo tiene asumido. Lo importante es lograr despejar la mente para poder enfocarte solamente en lo próximo que harás.

 

Haz el 20% de actividades que te darán el 80% de resultados.

Ojo ahora.

Solemos ponernos tareas que no nos acercan realmente, o por la vía más rápida, a nuestro objetivo. Realiza todo aquello que te reporte mejores resultados. Haz pruebas y quédate con las acciones que mejores oportunidades de crecimiento te ofrezcan.

 

Previsualiza

Organizarte es fundamental, tanto a largo como a corto plazo. Aunque tengas definido lo que harás cada día con tres o 6 meses de antelación (recomendado), establece unos 20 minutos al principio de tu jornada donde visualices todo lo que harás ese día para que te centres en lo importante y en nada más.

 

Descansa lo necesario cada día

Esto es fundamental.

Dedícale el tiempo necesario a tu descanso al final del día. Solo así lograrás levantarte con las fuerzas recuperadas  y lograr que cada día sea igual de productivo que el resto.

En un artículo para AlterNet Sara Robinson dijo lo siguiente:

“…perder una hora de sueño por noche durante una semana causa un nivel de degradación cognitiva equivalente a un nivel de alcohol en sangre de 10 miligramos”

Es importante no trabajar demasiado y dormir bien para que tu nivel de productividad sea más alto. También el nivel de estrés con el que llegues a la cama determinará la calidad de tu sueño por lo que termina de trabajar varias horas antes de hacerlo.

 

Ahora cuéntame, ¿cómo manejas la productividad cada día?
¿Tienes alguna rutina de trabajo que te acerque más a lograr tus objetivos?

Espero tus comentarios, un abrazo enorme.

Liana

Curso GRATIS por eMail+eBook:

Curso GRATIS por eMail+eBook:

· 5 lecciones por eMail con consejos e información completa para que le hagas una auditoría desde 0 a tu marca.

· eBook completo en formato PDF al final del Curso para descargar GRATIS.

Muy bien, en breve recibirás nuestro email en tu bandeja de entrada. Solo confirmándolo recibirás este Curso. ¡Te esperamos dentro!

Liana Rosa Alonso González
Trabajo para aumentar el valor de las marcas con empresas que quieren conseguir más y mejores clientes aportándoles diferenciación. Mi objetivo en Dkambio es que llegues a tus clientes con una imagen que les convenza y que evidencie tus fortalezas. ¿Quieres trabajar con nosotros? Aquí están nuestros servicios.
Artículos recomendados para ti
Showing 8 comments
  • Alejandro
    Reply

    Me ha gustado mucho el artículo, había leido algunos parecidos, pero viene bien refrescar estas cosas de vez en cuando.

    • Liana Rosa Alonso González
      Reply

      Gracias Alejandro, de hecho hay muchas más formas de ser productivo, estas son solamente las que considero más importantes y que aplico día a día (en lo posible).
      ¿Cómo lo haces tú?

      • Alejandro
        Reply

        Básicamente lo que tu comentas:
        – Procurar eliminar distracciones no importantes (minimizar las notificaciones del móvil, por ejemplo)
        – Planificar lo máximo posible.
        – También aprendí otra cosa muy importante en el blog de Thinkwasabi, que es no usar la mente como agenda, hacer uso de aplicaciones como Google Calendar o Evernote para que te recuerden lo que estimes necesario, ya que llenar la mente de: “tengo que acordarme de esto” es un caos.

        Y en fin, poco más.

        • Liana Rosa Alonso González
          Reply

          Exacto Alejandro, me parece estupendo lo que dices de no tener una “mente agenda”. Al principio puede funcionar pero ya luego…, imposible. Un abrazo, seguimos hablando 😉

  • Narros
    Reply

    Interesante artículo Liana. Parecen obvias muchas de las cosas que cuentas, pero realmente a la hora de ponerse a trabajar, a much@s se nos olvidan, y nos ponemos delante del ordenador como máquinas a sacar trabajo.

    • Liana Rosa Alonso González
      Reply

      Hola Narros, lo que dices es muy cierto. Olvidamos cómo manejar nuestra productividad y luego nos quejamos de “no terminar” las cosas o estar a tope de estrés. He decidido poner aquí las básicas porque creo que son imprescindibles para tener una vida, además, saludable. ¿Tú tienes alguna más? Un abrazo.

    • Alejandro
      Reply

      Hola Narros, es verdad lo que dices y a la vez es curioso, te explico y seguro que reconocéis lo que os voy a comentar, ya que nos pasa a todos:
      Cuando te dejas llevar por la prisa, no quieres “perder tiempo” en planificar, en ponerte un recordatorio en la agenda, etc. Lo consideramos a veces una pérdida de tiempo, cuando ese poco tiempo que dedicamos a planificar, luego repercute en que el trabajo sea más productivo y con mucho menos estrés, incluso ninguno, ya que cuando tienes la sensación de tener el trabajo controlado, no te estresas. ¿que pensáis?

      • Liana Rosa Alonso González
        Reply

        Es verdad Alejandro, es mucho lo que se avanza con una buena planificación tanto a largo como a corto plazo.
        Yo tengo un planning anual de estrategias que luego voy aterrizando a meses, semanas y días. Un abrazo.

Deja un comentario