Herramientas imprescindibles de usabilidad web. [Parte 1]

La usabilidad web es una de las herramientas más importantes actualmente en el diseño de cualquier sitio web.

Los principios de usabilidad se centran en un diseño enfocado al 100% en los usuarios, conseguir mejorar su experiencia y sacarle un mayor partido a cualquier sitio web.

Mediante la usabilidad web se le facilita a los usuarios su interacción con la página y así se pueden controlar los objetivos de navegación y las conversiones de una forma óptima. Con lo cual, se trata de “hacer que el usuario se comporte según las expectativas y necesidades de la marca”. Como resultado de un buen empleo de las herramientas de usabilidad, se crean sitios web que:

  • Aumentan la satisfacción de los clientes.
  • Mejoran la accesibilidad.
  • Favorecen la interacción entre ambas partes.

Conocer por tanto herramientas de usabilidad web, le facilitará a las marcas no caer en errores básicos que son perfectamente aplicables a cualquier sitio web.

Qué herramientas de usabilidad web se deben aplicar en cualquier sitio web

Actualmente es imprescindible que los recursos de usabilidad web se apliquen a cualquier sitio: blogs, corporativos, ecommerce, intranets y extranets, etc. De no ser aplicados estos criterios, las webs serán mucho menso útiles, atractivas, eficientes e intuitivas.

La usabilidad web es un factor determinante para la navegación de los usuarios.

Lo principal, es centrarnos en que el usuario acceda de la manera más fácil posible a la información, en el menos tiempo y de la manera más sencilla. La usabilidad es un factor que hay que revisar cada poco tiempo, porque pueden perderse de vista algunas herramientas en actualizaciones y porque pueden implementarse nuevas según el comportamiento de las visitas, etc.

Este es un proceso 100% analítico y que siempre tiene puntos de mejora.


Te puede interesar:


Importancia de la usabilidad web

Según el proyecto, puede ser prioritaria la usabilidad sobre el diseño (a pesar de que son aspectos que conviven todo el tiempo nutriéndose uno del otro). Lo que queremos decir es que, la web puede ser muy atractiva pero, si no es fácil de usar, si cuesta encontrar el contenido, si no convierte, etc.., de nada servirá invertir horas en lo primero.

Un sitio web tiene que ser, ante todo: útil.

Actualmente, lo que más funciona, son los sitios web estéticamente espaciosos, limpios, minimalistas y enfocados en la conversión y en la “conversación” clara con su audiencia.

¿Qué es la usabilidad web?

Con los criterios y herramientas de usabilidad web se pueden medir con facilidad cómo lo usuarios se comportan en el sitio. Además, es un recurso de prueba continua para optimizar y convertir cada visita en cliente o según los intereses de la marca.

De esta manera, se puede determinar el grado de eficiencia y satisfacción de cada parte del sitio: call to actions, banners, artículos, secciones, landing pages, etc.

Herramientas imprescindibles de usabilidad web

El objetivo de mostrar estas herramientas de usabilidad, es evitar que se cometan errores básicos. Por lo general, los que enunciamos a continuación son bastante habituales en muchos sitios.

Coherencia en el diseño y desarrollo web

Este es uno de los elementos fundamentales.

La coherencia, la relación entre el desarrollo y el diseño web puede afectar la percepción del usuario de la página. Hablamos de la ubicación lógica y racional de botones, párrafos, extensión de la información, imágenes, formularios, etc.

Cada uno de estos elementos tiene que ser ubicado con sentido común y no apelando a tener “más cantidad” porque así hay más posibilidades de interacción: error. Caemos en el caso de aturdir a nuestros usuarios lo cual es lo único que no queremos.

De modo que, lo mejor es diseñar la página lo más simple posible y que su estilo siga un orden lógico de comunicación, como si de una conversación se tratase. Los click to call, así como otros indicadores de acción concreta (botones de compra, por ejemplo) tienen que estar diferenciados, lo importante es crear puntos de énfasis para que el estilo no sea 100% lineal y por tanto aburrido.

Sitio web responsive

Este es uno de los errores más comunes que se comenten actualmente: obviar la visualización del sitio web en diferentes dispositivos.

Si la web no es responsive estamos desperdiciando la mayoría del tráfico online, tal cual. Por lo cual, es imprescindible que así sea, independientemente de su cometido, características, etc.

Organización deficiente de la arquitectura web y sus contenidos

La arquitectura del sitio web, además de ser el orden por el que Google lee el contenido, es uno de los aspectos de posicionamiento y usabilidad más importantes.

La web necesita una estructura de contenidos bien definida e implementada según las prioridades de conversión que tenga cada marca. Este orden es el que orienta al usuario sobre cómo debe comportarse su visita, hacia dónde ir primero, qué es lo más importante, etc.

El menú es uno de los recursos que se emplean en este caso y muchas veces se comete el error de poner todas las páginas en el mismo.

Por otro lado, el propio contenido de cada página tiene que estar bien estructurado posibilitando las conversiones y su lectura total. Muchas páginas son abandonadas nada más entrar o al navegar el 25% de su totalidad. Este es un problema de usabilidad evidente.

El contenido, particularmente, tiene que estar bien jerarquizado, agrupar la información por temáticas, implementar enlaces internos, estructurar los contenidos de una forma fácil de leer así como las imágenes. Lo más importante es detectar cómo el usuario se comporta y, a partir de sus acciones, hacerle la vida mucho más fácil dentro del sitio.

En general los usuarios suelen interactuar de esta manera:

  • No prestan atención a la publicidad, sino al propio contenido.
  • No leen detenidamente sino que escanean todo lo que tienen delante de un vistazo.
  • No quieren pensar, quieren encontrar las cosas directamente: que la web piense por ellos.
  • No tienen tiempo, quieren respuestas rápidas.
  • Mientras más clics para llegar a un contenido, más rápido abandonan.
  • Necesitan encontrar, antes que nada, el menú de manera clara.

Problemas de legibilidad

Además de poder localizar la información fácilmente por los usuarios, estos deben poder “consumirla” rápido y con el mayor provecho para ellos. En este punto cobra un papel fundamental la legibilidad.

Los textos de la web tienen que estar bien organizados y estructurados: títulos, subtítulos, párrafos cortos, etc… Existen recursos de comunicación textual que hacen mucho más fácil el consumo de la información, por ejemplo: en vez de escribir un párrafo extensísimo, resumis la información en puntos.

En general se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Redactar los contenidos de la web en párrafos cortos.
  • Dividir el contenido en títulos y subtítulos.
  • Emplear imágenes, infografías, tablas, gráficos y vídeos para explicar un contenido.
  • Enumerar la explicación de un contenido de manera que se comprenda con mayor facilidad.
  • No utilizar tipografías complejas o muy específicas, optar por Google fonts para los títulos y cuerpos de texto.
  • Optimizar los puntajes para el responsive.
  • Usar negritas y cursivas para destacar palabras o frases (sin excesos).
  • Etiquetar los títulos y subtítulos con H1, H2, etc.
  • Utilizar recursos de color, sin abusar, para destacar títulos, enlaces, negritas, etc.

Enlaces internos

Cada tipología de enlace interno debe ser tratada de manera independiente.

En el caso de los botones, es importante reservar un área suficiente a su alrededor que permita “respirar” a su forma. Así, aumentarán las probabilidades de hacer clic en el mismo. Estos no deben ser demasiado pequeños ni estar encima de otras fuentes de información como imágenes sobrecargadas.

Es importante controlar los enlaces rotos en el caso de los más antiguos porque el contenido ya no existe e implementar acciones como redirects u otras.

Por otro lado, los enlaces escritos en texto también deben ser resaltados como tal, de manera que quien esté leyendo el mensaje note que, ese texto, le llevará a algún contenido similar. Lo más habitual es utilizar un color secundario para ello.

Una estrategia que aumenta el porcentaje de clics en enlaces es no emplear los típicos “clic aquí” o “más información” en los textos. La causa de rechazo se debe a que se trata de frases comúnmente leídas por los usuarios y se suelen relacionar con promociones.

Formularios y contacto

Los formularios generales y de contacto acumulan muchos problemas de usabilidad web. Algunos son los siguientes:

  • Se solicitan datos innecesarios. Estamos hablando de formularios de primer contacto, por ejemplo. Cuando se piden datos irrelevantes el usuario lo nota y se marcha. Demasiados datos deteriora el proceso de suscripción, o contacto haciendo que terminen sin rellenarlo.
  • Poner ejemplo de respuestas. Este es un método que facilita muchísimo a los usuarios el poder rellenar formularios. Aunque sean datos evidentes, poner pequeñas pistas del contenido favorece la interacción.
  • Mostrar los errores. Al finalizar de rellenar el formulario, se deben especificar aquellos campos que no se han rellenado correctamente, si es posible darle sugerencias al usuario, mucho mejor.
  • Comprobar que funciona correctamente. Es necesario hacer pruebas para verificar que el formulario se envía correctamente y que el usuario recibe una confirmación en su correo electrónico por ejemplo.
  • Versión responsive. El formulario debe verse perfectamente en cualquier tipo de dispositivo.

La usabilidad web es parte del ADN de cualquier proceso de desarrollo y diseño de sitios web. Así también se trabaja mucho en el mantenimiento y posicionamiento de las marcas.

Muchas ventajas las vimos anteriormente y este artículo tendrá una segunda parte donde abordaremos otras herramientas que te servirán como pack de imprescindibles a la hora de hacerle una auditoría a la marca en el medio online.

Esperamos tus comentarios, un abrazo.

Publicaciones recomendadas

Comentarios

reutilizar-contenido-copy-articuloscomo-hacer-estrategia-seo-off-page-paso-a-paso