10 errores al crear una marca y cómo solucionarlos

 En Branding, Empresa, Estrategia de contenidos, Marketing, SEO, Sitios web, Social Media, Tendencias

La creación de una marca es un proceso de extremo cuidado y me atrevería a decir que de los más importantes en la creación de cualquier empresa.

Con las prisas por comenzar el proyecto, y pensando que hay cosas que se pueden solucionar a largo plazo, nos descuidamos de este primer paso que es sin lugar a dudas, la base del funcionamiento.

Suscríbete ahora a nuestro canal de Youtube, y recibe antes que nadie de cada nuevo vídeo:

¿Cómo garantizar que una marca funcione?

Una marca que funciona, lleva a la empresa directamente hacia el éxito. Es así. En cambio, si la marca no está bien estructurada, aumentará grandemente las posibilidades de fracaso.

Por estructura nos referimos a su imagen visual, su lenguaje comunicacional, sus formas de interactuar y de venderse, etc. Son muchos los factores que entran en juego.

En este artículo nos centraremos en lo que puede llevarte directamente al error para, ni de casualidad, caer en ello.

La marca es la conexión más directa entre lo que tu empresa tiene, y lo que tus usuarios necesitan.

Errores que se cometen en la creación de una marca

1. Vender lo que no eres, ni serás

La marca, su imagen, su lenguaje, es el motor de empuje de cualquier empresa. Digamos que la empresa es la marca, tal cual.

El problema surge aquí cuando las metas que nos proponemos se hacen inalcanzables en el tiempo establecido. Incluso cuando no definimos bien el producto que estamos ofreciendo pudiendo llegar a ser imposible de alcanzar para uno mismo.

La marca tiene que estar en un espacio competitivo en el que pueda permanecer y no morir a corto plazo. Ese espacio le tiene que permitir destacar y posicionarse como única y diferente.

2. No conectar con una realidad

Las marcas no surgen porque sí. Son la respuesta a una necesidad, a un problema focalizado o generalizado de determinada audiencia.

Como hablábamos en el punto anterior, las marcas deben tener como ley de vida a sus usuarios. Este es el principal sentido y lo que hará que perduren en el tiempo: centrarse en su audiencia y nunca sobre lo inexistente.

Dicha necesidad, la promesa de valor, tiene que verse cumplida en aquello que vende y ser sostenible en el tiempo.

HERRAMIENTAS DE BRANDING PARA HACER UNA MARCA ATRACTIVA

3. No ser comprensible

Aquí hablamos de simplicidad. Esta es quizás una de las cosas más complicadas de conseguir porque tenemos cierta tendencia a explicar con abundancia.

No obstante, mientras más directo y simple es el mensaje, mejor para la estabilidad de la marca.

La propuesta de valor que trasmite una marca no debe tener exceso de ornamentos, ni dobles intenciones, ni adjetivos en demasía. Debe ser comprensible por todos y comunicar, brevemente, lo que pretende “solucionar”, esos puntos de dolor que ha detectado en la audiencia.

Si algo no se entiende, no se venderá. Y si no vende, no funcionará.

4. Identidad desconectada

El diseño de la identidad corporativa, debe recoger todo lo anteriormente mencionado. Esta será la imagen visual de la marca y en la que deben convivir todos sus conceptos.

Es importante que sea algo muy identificativo y que tenga relación con la propuesta de valor que se quiere trasmitir.

De nada sirve tener un logotipo “precioso” si no dice nada de la marca.

5. No ser real

Este es quizás uno de los mayores errores de una marca: quedarse en la creación y no pasar a la acción.

Una marca cobra vida cuando está activa, y eso requiere pensar en las implicaciones que tiene en todo lo que se hace: estrategias, comunicaciones, etc. Se trata de alinear todo lo que se hace con lo que está establecido y no ir por libre todo el tiempo.

[VÍDEO] 6 ESTRATEGIAS PARA CREAR CONTENIDOS IRRESISTIBLES Y EXTRAORDINARIOS PARA TU AUDIENCIA

6. Pensar solo en el mercado

La marca no está solo para competir. Competir es parte del proceso pero no lo fundamental, lo esencial es posicionarse con una propuesta de valor única y diferente.

Uno de los errores más comunes en la creación y el desarrollo de una marca es la mala formulación de su propuesta de valor. Los valores son el comportamiento de dicha marca, y los que marcan su evolución.

No se debe enfocar la marca únicamente en vender si no se ha previsto cómo se hará esa venta. Al final, la manifestación clara de la propuesta de valor, será lo que creará la venta, y no al revés.

7. No estar protegida

Si no puedes proteger tu marca, no tienes nada.

Es decir, que puedas registrarla en tu mercado. Esto es fundamental para poder definirla como marca.

8. No prever la flexibilidad

Una marca debe ser flexible. La rigidez no conduce a nada bueno, casi nunca.

Cuando se crea una marca, es normal que se quiera enfocar en lo que hace para ser didáctica, pero en la medida que la empresa crece, esta debe evolucionar según su audiencia, y así, sus ventas.

A veces se suelen crear otras marcas como derivadas de la principal, completamente diferentes. O, pudiera darse el caso de que se rediseñe el modelo de negocio y su mercado.

9. Creer que el logotipo de la identidad

El logotipo es parte de la identidad. Es el elemento visual de la marca.

Muchos a veces creen que, teniendo el Manual de Identidad, ya tienen la marca. Esto es un error gravísimo.

Existen muchos más elementos que conforman la identidad de una marca, todo lo que es comunicación a nivel de branding. Hablamos del  lenguaje verbal, visual (no relacionado con el logotipo), el tono de su voz, su comportamiento e incluso lo que hace sentir a la audiencia.

Una marca tiene vida cuando desarrolla todos estos elementos, todo el tiempo.

CÓMO CREAR UNA PROPUESTA DE VALOR CONVINCENTE PARA EL BRANDING DE TU MARCA

10. No medir

Como se trata de un proceso en constante evolución, debe medirse todo el tiempo.

Los KPIs son esas variables que marcan el camino de una marca: su usuario, contexto, medios de vida, formas de venta, etc. La marca nunca cesa de darnos datos y tenemos que estarlos midiendo constantemente para prever periodos de crisis y aprovechar otros de mayor riqueza.


Quedarían varias cosas más pendientes que pasan a ser parte de la materialización de una marca pero, con estos elementos, puedes hacerle ya una auditoría a la tuya y ver puntos de debilidad y reforzarlos inmediatamente.

¡Te esperamos en los comentarios para hablar de tu marca y conocerla mucho mejor!

Últimos artículos

Comentarios