[Vídeo] Cómo crear campañas de email marketing efectivas

 En Email marketing, Estrategia de contenidos, Marketing, SEO, Sitios web

Las campañas de email marketing son cada día más importantes en la estrategia de comunicación de cualquier marca.

El emailing es un canal de interacción con el target que tiene que existir para favorecer las conversiones y el posicionamiento de las marcas, tanto online como offline.

Ver el vídeo

¿Cómo hacer una newsletter efectiva?

La newsletter tiene un papel imprescindible dentro de la estrategia de Inbound Marketing de cualquier marca. Pero, ¿cómo asegurarnos de ser leídos?, ¿cómo hacer para llegar a la bandeja de entrada y no al Spam de nuestra base de datos?, ¿cómo aumentar las conversiones y las visitas a nuestro sitio web?…, ¡vamos a por ello!

Detente a pensar cuántos emails recibes cada día y en qué horarios los lees, abres, o simplemente eliminas.

Recibimos muchísimas newsletters diarias, algunas hasta nos resultan 100% desconocidas y, lo más importante, no contamos con el tiempo suficiente para leerlos todos detenidamente. Es ahí cuando filtramos.

Un dato curioso es que el email marketing es el canal de comunicación que mayor tasa de conversión tiene. Es 40 veces más efectivo que las redes sociales a la hora de captar clientes, tal cual.

Definamos este tema desde el principio.

¿Qué es un emailing, o newsletter?

No nos enrollemos demasiado. Una newsletter es un correo electrónico que comunica a determinada audiencia, cierta información sobre una marca.

El email marketing se emplea para difundir contenidos de blogs, publicidad comercial, lanzamientos de productos, campañas, etc.

Hay muchísimas posibilidades y no puede ser visto como un email común y corriente, sino todo lo contrario. Es perfectamente medible, se crean campañas automatizadas según las acciones de los usuarios en un sitio web, etc.

Pero hablemos concretamente de una newsletter.

¿Qué no debe faltar en una campaña de email marketing para que sea más efectiva?

Ser efectivo es cumplir un objetivo, de modo que esto sería lo primero: definir para qué se envía la newsletter en cuestión.

En general las campañas de email marketing se envían para:

  • Difundir un mensaje, aumentar la información acerca de una marca.
  • Convertir a los suscriptores en clientes de la marca.
  • Aumentar el engagement de los suscriptores y así su fidelización hacia la marca.

Esto es lo fundamental y de ahí partimos.

Las marcas no tienen por qué siempre perseguir los mismos objetivos.

Puede que en determinado caso lo fundamental sea aumentar la visibilidad de la marca, y en otros cerrar ventas directamente. En cualquiera de los dos, se busca la conversión y el aumento de valor de la marca pero de diferentes maneras.

Herramientas para crear campañas de email marketing que conviertan

Antes que nada debemos conocer a nuestro público. Esto es fundamental.

De ahí podremos definir el contenido de la newsletter, la fecha de envío y la hora. Todo ello persiguiendo el objetivo planteado desde el comienzo.

Antes que nada es importante asegurarnos de que el suscriptor, quien recibe la newsletter, abra el email. ¿Qué es lo que primero lees cuando te lleva un correo electrónico?: el remitente y el asunto.

El asunto y el remitente

Importantísimo este aspecto.

Crear una línea en el asunto que capte la atención de la persona es sumamente complicado la mayoría de las veces. Es importante que el suscriptor intuya de qué trata dicho correo solo leyendo esa línea y que, además, le incite a abrirlo.

Deben tener no más de 50 caracteres, mientras más largas, peor.

El lenguaje de comunicación debe ser relativamente igual en la mayoría de tus correos. Me refiero a la forma en que te diriges a la audiencia. Algunas herramientas son:

  • Escribir directamente el título del artículo de la web al que le llevarás una vez abra el email.
  • Incluir etiquetas como: [VÍDEO] [NUEVO] [ENTREVISTA] [OFERTA], etc.

Siempre es fundamental realizar pruebas, los llamados test A/B, para comprobar cuál es la que mejor funcionaría y cómo responde la audiencia.

En el remitente también debes ser muy claro. Algunas formas de elaborarlo son:

  • Mostrar el nombre del remitente si la relación con quien lo envía es directa. Por ejemplo: Juan Gómez | CEO en UY
  • Utilizar el nombre de la marca, cuando la newsletter es para comunicados corporativos, promos que provienen siempre de la empresa a nivel general. Por ejemplo: IKEA ES. Lo malo de este aspecto es la poca personalización del envío, pero puede ser más efectivo para muchas empresas.
  • Mezclar el nombre del remitente con la marca. Esta es una de las mejores opciones porque se establece una relación más cercana con la marca a través de las propias personas y eso el público lo agradece. Por ejemplo: Pedro Alonso | Movistar Plus

En todos los casos, la dirección de email del remitente debe coincidir con lo que pongas, lo mismo a nivel corporativo que personal. Evita emplear los emails de info@…, es mucho más adecuado que existan correos en la empresa 100% destinados al email marketing como news@…

Optimizar el contenido

Estudiar al detalle el contenido de la newsletter es fundamental para poder tener mayores conversiones.

Ponte en el lugar de tus suscriptores y entiende sus necesidades. Conoce por qué te han dejado enviarles los emails y valora el que sean muy interesantes para ellos. Debes cumplir con la promesa de valor que le enviaste a tus suscriptores cuando se dieron de alta. Tal cual.

Algunos tips para implementar en los contenidos:

  • Comparte los artículos del blog con cierta regularidad: todos los jueves, cada 15 días, etc.
  • Incluye “Clicks to action” (CTA) en el propio texto o en botones (sin abusar, por favor). Esto incrementará la probabilidad de dirigir el tráfico hacia el sitio web. Algunos ejemplos son los “clic to tweet”, “compartir este email con un amigo”, etc.
  • Otros enlaces pueden incluirse como complementarios a recursos y/o páginas del sitio web, por ejemplo, en la PD del emailing.

Añade novedades de la marca, esto hará que se impliquen mucho más con tu empresa: servicios VIP; webinars, eventos, premios, etc.

En todo caso, hay que ser muy preciso y simple. El contenido no debe gritarle al usuario o aturdirlo, trátalo a modo de conversación, este es un buen recurso.

Prioriza el contenido, organiza los temas

Las personas al leer se van cansando o llenando de información. Pon, antes que nada, lo más importante a comunicar en la newsletter en cuestión y luego el resto.

Cuidar el diseño

El diseño puede ser muchas veces obviado cuando estamos en presencia de una newsletter, o demasiado tenido en cuenta.

Un mal diseño afectará gravemente las conversiones, así como el objetivo principal de dicha campaña.

El diseño, para que sea bueno, no tiene que ser ostentoso, ni estar llenos de recursos gráficos como GIFs, vídeos, etc… Todo lo contrario. Debe tener como objetivo ser directo y comunicar de manera clara el cometido principal de dicho email.

Los usuarios, según estudios realizados, alegan a que prefieren emails con diseños donde predomine el texto pero que también se incluyan imágenes.

No obstante a ello, los ratios de apertura aumentan cuando el texto ocupa aproximadamente el 70% de toda la información. Además de disminuir las probabilidades de Spam.

Una de las razones es que, a más imágenes, más puede ser confundido el contenido con publicidad y ser derivados directamente a la pestaña de promociones (como ocurre en Gmail) o al Spam.

Es cierto que el contenido promocional necesita de mucho más atractivo visual que el resto, pero no abuses de ello.

Frecuencia de envíos

Es importantísimo no ser muy insistentes con la audiencia. Siempre la frecuencia dependerá de la capacidad de la marca para generar nuevos contenidos de valor para la audiencia.

Resulta muy positivo ser constante, no permitas que los usuarios se olviden de tu marca por estar largos periodos de tiempo sin saber nada de la misma. Cada empresa tiene una política de comunicación diferente, dependerá de su producto y sus intereses en general.

Algunas de las razones para enviar newsletters son:

  • Al publicar contenidos en el blog semanalmente.
  • Resumen mensual de todos los contenidos publicados en el blog.
  • Novedades en el sitio web relacionadas con servicios y/o productos de venta.

Cuidar la base de datos

Una base de datos optimizada, con todos los datos correctos y con estrategias de segmentación, siempre va a brindarte mejores resultados en las campañas.

La segmentación ayuda a conocer los intereses de la audiencia y enviarle contenidos especializados lo cual aumentará las conversiones.

Una estrategia, es eliminar a las personas que no interactúan con la newsletter: no la abren, no la reciben, etc. en largos periodos de tiempo. Puedes incluso pedírselo directamente y así vas depurando el sistema. Lo ideal es esta última opción: preguntarles si quieren seguir recibiendo tus emails y por qué han dejado de consultarlos.

La segmentación la puedes realizar pidiéndole datos extra a los usuarios: intereses, localización física, cumpleaños (edad), sector de trabajo, puestos, etc.


En general, la newsletter es fundamental para la comunicación interna y externa de todas las marcas con presencia online dentro de la estrategia de Inbound Marketing.

Ponlo en marcha, auxíliate de profesionales y utiliza las métricas para medir uno a uno todos los resultados.

Un abrazo.

¡Te esperamos en los comentarios!

Publicaciones recomendadas

Comentarios

posicionamiento-online-email-marketingvideo-marketing-agencia-motion-graphic-animacion