Cómo crear una estrategia Social Media

 En Branding, Estrategia de contenidos, Social Media

La presencia de las marcas en Redes Sociales es cada día más tenida en cuenta por los usuarios en sus acciones de compra.

Todo lo que hace una marca en el mundo online, todo lo que comparte en Redes Sociales tiene que ser especialmente cuidado. Es por ello que debemos ir paso a paso en todas las acciones digitales que implementamos, porque de ellas dependerá el futuro y las conversiones que se generen.

Suscríbete ahora a nuestro canal de Youtube, y recibe antes que nadie de cada nuevo vídeo:

Veamos, paso a paso, qué no debe faltar en una estrategia Social Media.

¿Qué es una estrategia Social Media?

La estrategia en Redes Sociales, o el plan de acción Social Media, recoge al detalle, todo lo que se va a llevar a cabo en estos medios para alcanzar objetivos concretos y definidos de marketing.

Esta estrategia se debe hacer por periodos de tiempo definidos y depende, en gran medida, de las características de la marca, su audiencia, y los resultados que se quieran obtener.

Recuerda que siempre estaos en búsqueda de conversiones.

No hablamos de publicar, por publicar, sino de hacer todo con plena conciencia de qué se está buscando, hacer pruebas y ver cómo reacciona en cada momento la audiencia.

Cómo hacer un plan de Redes Sociales

Un plan Social Media tiene algunos elementos que no deben faltar nunca. Su definición repercutirá en los resultados que se obtengan y será imprescindible tenerlos todos en cuenta.

MÁS ARTÍCULOS SOBRE ESTE TEMA: HAZ CLIC AQUÍ

Las fases quedarían definidas de este modo:

  • Etapa de análisis y búsqueda de resultados objetivos.
  • Etapa de estrategia y táctica de implementación según los canales de comunicación.
  • Etapa de ejecución de la estrategia y el plan de contenidos.
  • Etapa de medición y alcance de los resultados.

En cada uno de los casos, no vale tener planteamientos abiertos, se debe ir a lo más específico posible.

Establecer objetivos concretos

Cuando se crea una estrategia Social Media lo primero que hay que plantear son los objetivos que se buscan. Estos objetivos tienen que ser medibles y alcanzables en el tiempo.

Por ejemplo:

“Aumentar la facturación de la empresa” no es un objetivo.

Aquí lo ideal sería:

“Aumentar en un +200% la facturación de la empresa”. Este último sí es medible y mucho más concreto.

Realizar una auditoría Social Media de la marca

Es importante conocer de qué punto partimos. El estado actual de la marca y su posicionamiento en Redes Sociales.

Qué canales están activos, cuáles derivan más tráfico y conversiones, qué estrategias se están siguiendo y dónde está la audiencia. Para ello debes emplear herramientas como Google Adwords, Google Search Console y las propias de cada uno de los canales Social Media.

Algunos datos que pueden facilitar este punto son:

  • Análisis del sitio web y páginas de conversiones.
  • Landing page hacia donde se deriva el tráfico (si existen).
  • Resultados en publicidad si se ha hecho previamente.
  • Análisis de posicionamiento online de la marca.
  • Información sobre la competencia en Redes Sociales.

Análisis de la página web

Cuando se trata de ver al detalle la página web, hay que centrarnos en una única cosa alrededor de la cual ocurrirá todo: las conversiones.

Una web que no convierta, no sirve de nada, es así.

Y no es necesariamente generar ventas directas en el sitio, sino de que se establezcan una serie de pautas a través de las cuales se creen embudos de venta. Las Redes Sociales por lo tanto, son los canales para llegar a dichos embudos.

Posicionamiento online

Debemos establecer cómo queremos que se posicione la marca según sus productos, servicios, audiencia, propuesta de valor, etc.

A partir de esta definición es que se debe trazar la estrategia de contenidos y estar siempre enfocada en aportarle mayor valor a dichos puntos clave. Existen herramientas como SEMRush, que manifiestan cómo se está posicionando una marca en la actualidad. Estos resultados servirán para definir el planteamiento posterior o modificar levemente lo que se viene haciendo.

Backlinks

Las Redes Sociales son una fuente de backlinks importantísima.

Los backlinks son aquellos enlaces que derivan tráfico al sitio web, y estos son los canales más importantes. Además, el texto de esos backlinks debe estar orientado según el contenido que queremos posicionar.

Análisis actual Social Media

En cuanto a la propia presencia en Redes Sociales, es importante tener en cuenta la estrategia que se está llevando a cabo estableciendo estos puntos fundamentales:

  • Qué perfiles están dados de alta.
  • En qué redes sociales está la audiencia de la marca.
  • Qué perfiles se están trabajando adecuadamente y cuáles no (o simplemente no se utilizan).
  • Cuál es la frecuencia de las publicaciones y la interacción del público.
  • Cuál es el engagement de las publicaciones.
  • Cuándo tráfico se está generando al sitio web.

Se puede hacer un esquema, por red social, para visualizar cuáles son las más efectivas, cuáles aportan mayores beneficios según los objetivos definidos y establecer, con datos contundentes, en cuáles deberá estar centrada la estrategia Social Media.

Todos estos datos los refleja cada red sociales en su panel de “estadísticas”.

Otros datos que podemos obtener de este análisis son:

  • Mejores horas de publicación por Red Social y por día.
  • Días de mayor interacción de la audiencia.
  • Tipologías de publicaciones de mayor y menos rendimiento.
  • Usuarios más activos.
  • Posicionamiento mediante hashtags.

Análisis DAFO en Redes Sociales

Este análisis no es más que las fortalezas y debilidades (internamente), así como las oportunidades y amenazas (externamente) de la marca.

Dentro de las DEBILIDADES  se deben incluir todos los factores que dificultan el logro de los objetivos:

  • Problemas en el sitio web.
  • Estrategia Social Media (funcionamiento).
  • Estrategia de posicionamiento SEO.
  • Estrategia de contenidos.

Las FORTALEZAS son todos esos elementos que ayudan al buen funcionamiento de la marca en comparación con su competencia:

  • Servicio de atención al cliente en Social Media.
  • Personalización de la marca.

Las AMENAZAS se refiere más bien a todo lo que impide que la marca destaque como es el caso de:

  • Empresas de la competencia con estrategias Social Media bien establecidas.
  • Páginas web de la competencia.
  • Estrategia de posicionamiento de la competencia.
  • Campañas publicitarias.

Por último, las OPORTUNIDADES son aquellos nichos en el mercado no tan explotados y que pueden aportarle más valor a la marca:

  • Estrategia de contenidos diferenciada, como el vídeo marketing.
  • Campañas publicitarias concretas para un nicho de mercado.

Definición de la audiencia

Luego de todo este análisis de posicionamiento, objetivos y diferenciación de la marca, vendría el establecimiento de una audiencia muy concreta.

El público será el medidor principal de cualquier estrategia de contenidos Social Media. Es para ellos que se trabaja concretamente.

Será la audiencia quien defina cada uno de los puntos vistos anteriormente: cuándo, dónde y qué publicar.

Este es sin duda alguna, uno de los pasos más importantes a llevar a cabo dentro de la estrategia. Si le envías un mensaje a las personas inadecuadas, aunque sea el mensaje ideal, de nada servirá el trabajo hecho.

Cuando defines a la audiencia, es imprescindible detectar sus problemas, sus necesidades principales y redactar tus contenidos haciendo hincapié en ello y las soluciones que le aportas (sin ser publicitario).

Objetivos Social Media

Esto lo mencionamos anteriormente y volvemos a hacer énfasis en ello.

Establece objetivos enfocados en resultados concretos, reales (alcanzables) y medibles. Por ejemplo:

  • Incrementar el tráfico al sitio web a una media de 5K visitas mensuales.
  • Reducir la tasa de rebote del sitio web a un 2%.
  • Aumentar el tráfico desde Facebook en un 20% en relación con el resto de redes sociales.
  • Aumentar las ventas de la marca en un 200% anual.

Definición de los contenidos

Con toda la información anterior, ya puedes establecer qué contenidos publicar, cuándo, dónde y en qué formatos.

Debes ir a cada una de las redes sociales y definir este planteamiento de manera que todo te quede mejor visualizado para aterrizar luego cada contenido en concreto.

El contenido deberá contener un copy orientado a las necesidades de tu audiencia, con las palabras clave para el posicionamiento de la marca, personalizado según cada red social y empleando varios formatos: vídeos, imágenes, GIFs animados, etc.

El resto del trabajo es puramente creativo porque las pautas ya están establecidas con anterioridad.

Siempre estarás en un momento de prueba y error, probando cada situación.


Ahora coméntanos cómo creas tu estrategia Social Media, qué aspectos tienes en cuenta y cómo sueles medir los resultados que obtienes.

¡Te esperamos en los comentarios del blog y en las Redes Sociales!

Últimos artículos

Comentarios

importancia-storytelling-vender